Skip to content

Tel: 610 123 130

Botox

Tratamiento facial con toxina botulínica (botox).

La toxina botulínica, conocida como Botox, es un tratamiento cómodo, muy eficaz y seguro, autorizado por la agencia española del medicamento (AEMPS) para mejorar la apariencia estética eliminando las arrugas y los surcos que van apareciendo en algunas zonas del rostro como frente, contorno de ojos “patas de gallo” y entrecejo, debido a una gesticulación repetitiva de nuestros músculos faciales. La toxina botulínica que se utiliza para este tratamiento es la de tipo A, respecto de la cual es muy importante asegurarse de que proceda de marcas aprobadas y comercializadas de forma oficial en España.

Con el Botox se busca disminuir la predisposición de los músculos a contraerse en las áreas tratadas, proporcionando en general una atenuación de las arrugas a lo largo de la realización periódica del tratamiento.

PROCEDIMIENTO

El tratamiento consiste en la aplicación del líquido por medio de un pequeño pinchazo con una aguja muy fina gracias al cual se consigue una infiltración a través de la piel y en el músculo preciso, logrando que este se relaje por bloqueo de su impulso eléctrico.

DURACIÓN

Posterior a su aplicación, los músculos dejan de contraerse paulatinamente a partir de las 72 horas, alcanzando un efecto máximo a los 15 días, manteniendo su efecto durante un tiempo de entre 4 y 6 meses. Los efectos del tratamiento son, por ende, reversibles puesto que este alcanza una duración máxima aproximada de seis meses, por lo que el tratamiento se puede repetir cada cuatro, cinco o seis meses, dependiendo de la necesidad del paciente.

MOLESTIAS

La aplicación del Botox es prácticamente indolora, aunque el paciente puede sentir una mínima molestia como un escozor.

Recomendaciones pretratamiento:

  • No tomar analgésicos, ni aspirinas, preferiblemente una semana antes de la realización del tratamiento.

Recomendaciones postratamiento:

  • Los pacientes pueden retomar su trabajo y vida habitual de manera normal;
  • A las cuatro horas siguientes a la aplicación hay que evitar hacer presión en las zonas tratadas, incluso durante las horas de sueño, para evitar la difusión del producto a zonas no deseadas.
EFECTOS SECUNDARIOS

Aunque poco frecuentes y muy raros, pueden presentarse alteraciones pasajeras y totalmente reversibles como:

  • Dolor de cabeza, hormigueo y hematomas pequeños en la zona de inyección;
  • Puede producirse una ptosis (descenso) leve y pasajera del párpado superior (durante 2-3 semanas), en un mínimo porcentaje de las personas tratadas;
  • Riesgo mínimo de alergia.
botox

Más usos de la toxina botulínica.

El Botox, además es tratamiento de elección en la hiperhidrosis (sudoración excesiva) en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies, ya que actúa sobre las glándulas sudoríparas, y con su aplicación repetida tiende a ser cada vez más duradero. El tratamiento un poco antes del verano les permite a muchos pacientes vivir mejor todo el año.

Contraindicaciones

No debe emplearse toxina botulínica en:

  • mujeres embarazadas;
  • pacientes con enfermedades neuromusculares;
  • zonas con infección.

Solicita Información

Si deseas saber más acerca de este tratamiento puedes llamar al:

610 123 130

o si lo prefieres puedes dejar un mensaje AQUI

Valoración Gratuita

OTROS TRATAMIENTOS

Scroll To Top
WhatsApp chat
En https://drgracielabarraza.es utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si Ud. continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies    Ver
Privacidad